Tips

Entre las enormes cantidades de pesticidas y fertilizantes que le aplican a las frutas y vegetales, y aquellos que son constantemente modificados genéticamente, una no sabe qué es saludable comer y qué no. Por suerte hay productores dedicados a cultivar alimentos saludables de manera natural. Y hoy te enseñaré cómo puedes reconocer a las frutas y verduras orgánicas.

Si se cultiva de forma natural y orgánica, no hay dos frutas o verduras que sean idénticas, simplemente porque en la naturaleza es imposible encontrar dos cosas que sean absolutamente iguales. Así como no hay dos hojas del mismo árbol que sean iguales, cada manzana, mango o incluso patata siempre se verá diferente de otra. Si su color, forma y estructura no son uniformes, es una buena señal.

Observa su tamaño

Las frutas y verduras orgánicas no son grandes. Si te encuentras con patatas, tomates, coles, berenjenas, coliflor, pimientos y calabazas enormes, es mejor evitarlos. Hay, por supuesto, algunos casos especiales en los que logran cultivar grandes frutas y vegetales orgánicas, pero no son la norma y son difíciles de encontrar.

Busca señales de insectos

Aunque quizás te parezca desagradable al principio la idea de encontrar insectos o señales de insectos en tus frutas y verduras, hoy en día es una buena señal de que se trata de cultivos orgánicos. Significa que esas frutas y verduras no han sido bañadas en pesticidas. Todo lo que tienes que hacer si encuentras insectos en las verduras de hoja, como la lechuga o espinaca, es después de lavarlas bien, dar un enjuague final de agua salada durante dos o tres minutos. Esto ayuda a eliminar los gérmenes y residuos.

El aroma y el sabor de los alimentos orgánicos es totalmente diferente; su olor es penetrante y su sabor intenso. Las manzanas orgánicas tienen una fragancia divina; solo tienes que poner unas cuantas en un centro de mesa en tu casa y te darás cuenta de la diferencia. Del mismo modo, todas las frutas y verduras orgánicas son más jugosas, porque les permite madurar en el árbol o en la planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario